La importancia de respirar bien


Todos respiramos más o menos mal, y la respiración es vital. Es posible abstenerse de alimento sólido durante semanas, de líquido algunos días, pero sin aire, falleceríamos en unos pocos minutos.


Todos los procesos vitales están ligados a procesos de oxidación - reducción: sin oxígeno no hay vida. Las células dependen de la sangre para su aprovisionamiento de oxígeno. Si la sangre que circula por nuestro organismo es pobre en oxígeno la funcionalidad y vialidad de las células se verá mermada.


Como hemos dicho, respiramos más o menos mal y, además, respiramos aire de mala calidad (en general). La purificación del aire tiene lugar especialmente en los pulmones y, en unos pulmones mal ventilados, innumerables gérmenes pueden desarrollarse. Una respiración correcta asegura una ventilación completa de los pulmones, y la recompensa de aprender a respirar correctamente es maravillosa.


Existen muchas técnicas de respiración, pero nuestro consejo es que, primero, “re-aprendamos” a respirar bien.


Respirar bien es importante, y empieza por una buena exhalación completa, lenta y tranquila, para dar paso a una inhalación correcta y completa. ¿La razón? tan simple como el que no se puede llenar un recipiente sino ha sido previamente vaciado.


A través de una buena exhalación larga y profunda realizada mediante la relajación de los músculos respiratorios (diafragma, intercostales, abdominales, escalenos, pectorales y trapecios), el tórax se hunde por su propio peso, expulsando así el aire y, al final de la exhalación, los músculos abdominales pueden ayudar a vaciar los pulmones. Aunque la constitución de los pulmones no permite el vaciado en un 100%, por lo que cuanto más profunda sea la exhalación mayor será la cantidad de aire nuevo que podrá entrar, y más puro será el aire en contacto con la superficie alveolar en los pulmones.


¿”Re-aprendemos” a respirar bien?


Respiración Completa


En la respiración completa se engloban tres modos de respiración (abdominal, torácica y clavicular) y ésta los integra en un único movimiento amplio y rítmico. Para aprenderlo se aconseja realizarlo acostado de espaldas, puede ser en la cama, así que menos excusas para intentarlo ;)


Vamos allá:

  1. Exhala todo el aire para vaciar los pulmones

  2. Inhala y...

  3. … haz descender lentamente el diafragma dejando entrar el aire en los pulmones. Cuando el abdomen esté hinchado y la parte baja de los pulmones llena de aire (Respiración abdominal)...

  4. … separa las costillas y dilata la caja torácica como un fuelle, pero sin forzar (Respiración torácica) , y después…

  5. … termina de llenar los pulmones elevando las clavículas suavemente (respiración clavicular)

Durante la inhalación el aire debe entrar progresivamente mediante un flujo continuo de aire. Cuando hayas llenado los pulmones por completo,...

  1. … exhala en el orden de la Inhalación, vaciando todo el aire: abdomen, caja torácica y zona clavicular.

De nuevo, sin brusquedades ni esfuerzo, entrando bien el abdomen al final de la exhalación.


La respiración completa, no debe provocar incomodidad, molestias ni fatiga. Puedes practicarla en cualquier momento que pienses en ello: en el trabajo, caminando, en cualquier ocasión, respira de manera consciente y lo más completamente posible. Con el tiempo adquirirás el hábito de la respiración completa y tu manera de respirar irá mejorando a la vez que tus progresos.



El Diafragma y su importancia


Es el músculo principal de la musculatura respiratoria.


Se encarga de crear presión atmosférica para que el aire entre y salga de los pulmones. Cuando inhalamos el diafragma baja para dejar espacio al aire que entra en los pulmones y cuando exhalamos sube y hace de fuelle al mismo tiempo que le devuelve el espacio a las vísceras.


Esta musculatura se tensiona con mucha facilidad y al perder capacidad de estiramiento provoca lo que es llamado bloqueo diafragmático.


Cuando ocurre esto se traduce en una respiración rápida y superficial. Este bloqueo puede pinzar el nervio vago y/o esófago, que atraviesa el diafragma por la izquierda, impidiendo que las ondas eléctricas lleguen al sistema digestivo desencadenando problemas digestivos (estreñimiento, reflujo, hernia de hiato…). Por otro lado, si el bloqueo ocasiona un pinzamiento en la vena cava, que cruza el diafragma por el lado derecho, obstaculiza la sangre de retorno produciendo problemas circulatorios.


Por lo tanto, si el diafragma está tenso o bloqueado las funciones del Sistema Digestivo y Circulatorio se verán alteradas.



Diafragma Músculo Respiratorio
Diafragma Músculo Respiratorio


¿Cómo se contractura?


Una compresión diafragmática puede deberse a problemas:

  • Emocionales: el estrés, el miedo, la angustia o las preocupaciones, son estados emocionales de activación simpática, que actúan sobre el ritmo cardíaco y por consiguiente sobre el aparato respiratorio. El ritmo respiratorio se altera y puede generar un exceso de tensión del diafragma y provocar un "bloqueo diafragmático".


  • Musculares: el diafragma es punto convergente de las cadenas musculares y punto de absorción y dispersión de las tensiones fasciales superiores e inferiores. Es decir, recibe las tensiones musculares que suben de la cadena muscular inferior y las que bajan procedentes de la cadena muscular superior. Lo cual lo convierte en una zona muy delicada, comprometida y por supuesto muy susceptible de lesión o alteración.


¿Cómo relajarlo?


Una de las posturas para relajarlo es Setu Bhanda Sarvangasana. El diafragma queda por encima del corazón y en esta posición se libera del peso de los intestinos y tiene mayor facilidad de movimiento, facilitando su relajación y posterior recuperación para descontracturarse, favoreciendo la descongestión del sistema digestivo y circulatorio.


Setu Bhanda Sarvangasana
Setu Bhanda Sarvangasana


Hoy os queremos hablar de dos técnicas de respiración: Respiración Lunar (o Chandra Bedhana) que favorece la relajación y la Respiración de Fuego (o Kapalabhati) para ganar vitalidad.

Respiración Lunar o Chandra Bedhana

Respiración de Fuego o Kapalabhati


Si sufres alguna lesión o patología consulta con un profesional sanitario antes de realizar cualquier postura.

- Evita realizar invertidas o semi inversas si tienes presión arterial alta o glaucoma.

- No hagas flexiones o extensiones en caso de padecer una hernia o protusión discal.

El dolor es un indicador de intolerancia física del cuerpo, escúchalo para evitar lesiones o molestias físicas.

Entradas Recientes

Ver todo